Dietas cardiosaludables

Una dieta adecuada es esencial para la salud cardiovascular. Esto es cierto para personas sanas, pero más aún para pacientes con problemas cardiovasculares ya detectados, como enfermedades coronarias, insuficiencia cardíaca, sobrepeso u obesidad, exceso de colesterol o diabetes.

Una dieta sana para un corazón saludable

Para una mejor salud cardiovascular, es siempre recomendable seguir las indicaciones de la siguiente pirámide alimentaria elaborada por el Dr. Sánchez Franco y colaboradores:

Pirámide alimentaria cardiosaludable del Dr. Sanchez Franco

Cuide su colesterol

Además de las recomendaciones anteriores, es bien conocido que el exceso de colesterol o hipercolesteremia es un importante factor de riesgo cardiovascular. Por ello, es necesario reducir la ingesta de alimentos que contribuyen a la acumulación del llamado “colesterol malo” a nuestra circulación sanguínea. Eliminar o reducir el consumo de bollería industrial, embutidos y quesos madurados, comida rápida (“fast-food”), frituras, precocinados y postres lácteos (excepto los yogures) es fundamental. El gráfico siguiente, elaborado por Montserrat Villatoro y María José Carrera, respectivamente dietista-nutricionista y endocrinóloga del Hospital Universitario del Mar de Barcelona, detalla una estrategia para cambiar nuestros hábitos alimenticios en tres semanas para reducir estos alimentos dañinos (pulse en la imagen para descargar la guía completa).

Infografía Cuida tu colesterol - pulse ara descargar una versión imprimible

Dietas especiales para personas con afecciones cardíacas

Las personas con algun tipo de afección cardíaca deben seguir algunas recomendaciones específicas adicionales. La siguientes dietas cardiosaludables están avaladas por la Sociedad Española de Cardiología y la Fundación Española del Corazón (puede consultar también la página de dietas de la Fundación).

Pulse sobre las imágenes para obtener una versión imprimible (pdf) de cada una de las dietas. Puede encontrarse información adicional para cada una de ellas en el enlace proporcionado bajo la imagen.

Dieta para la enfermedad coronaria

Dieta para la enfermedad coronaria
Más información

Dieta para la insuficiencia cardíaca

Dieta para la insuficiencia cardíaca
Más información

Dieta para el sobrepeso

Dieta para el sobrepeso
Más información

Dieta colesterol alto

Dieta para el colesterol alto
Más información

Dieta para la obesidad

Dieta para la obesidad
Más información

Dieta para la diabetes

Dieta para la diabetes
Más información

  • El tabaquismo pasivo es causa de graves enfermedades cardiovasculares y respiratorias: de cardiopatía coronaria y cáncer de pulmón, en el adulto; de síndrome de muerte súbita en el lactante; y de bajo peso al nacer en el feto.

    El consumo de tabaco, una dieta poco saludable y la inactividad física aumentan el riesgo de sufrir infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares.

    El consumo de tabaco es un factor de riesgo para seis de las ocho principales causas de defunción en el mundo.

    Más del 70% de las muertes por cáncer de pulmón, bronquios y traquea son atribuibles al consumo de tabaco.

    La epidemia de tabaquismo mata cada año a casi 6 millones de personas. Además, más de 600 000 muertes anuales ocurren entre personas no fumadoras expuestas al humo de tabaco. Mueren de cáncer, cardiopatías, asma y otras enfermedades.

    La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.

    Los factores de riesgo cardiovascular (FRC) son aquellas causas que inciden en el desarrollo y padecimiento de enfermedades que afectan al sistema cardiocirculatorio, es decir, al corazón y la red de arterias y venas de todo el organismo.

    La hipertensión no produce síntomas, pero puede ser causa de infarto de miocardio o accidente cerebrovascular. Hágase controlar la tensión arterial con regularidad.

    Existen tres tipos de diabetes: la insulinodependiente o de inicio en la infancia, la no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta, y la diabetes gestacional

    Si se mantienen las tendencias actuales, el consumo de tabaco matará a más de 8 millones de personas al año en 2030.

    El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos, y también ojos y riñones.

    En el humo de tabaco hay unos 4000 productos químicos conocidos, de los cuales se sabe que, como mínimo, 250 son nocivos, y más de 50 cancerígenos para el ser humano.

    La diabetes aumenta el riesgo de cardiopatía y accidente vascular cerebral (AVC). Un 50% de los pacientes diabéticos mueren de enfermedad cardiovascular, principalmente por estas dos causas.

    Consuma una dieta sana. Una dieta equilibrada es fundamental para la salud del corazón y del sistema vascular. Consuma abundantes frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, pescado y legumbres, y poca sal y azúcar.

    En total, la epidemia de tabaquismo mata cada año a casi 6 millones de personas. De proseguir esa tendencia, para 2030 la cifra aumentará hasta más de 8 millones anuales.

    Los principales factores de riego cardiovascular son: hipertensión, hipercolesterolemia, tabaquismo, diabtes, obesidad, herencia genética, sedentarismo, mala alimentación y estrés.

    Los ataques al corazón (o infartos del miocardio) y los accidentes vasculares cerebrales (AVC) suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro.

    El 11% de las muertes por cardiopatía isquémica, la principal causa mundial de muerte, son atribuibles al consumo de tabaco.

    El 80% de los infartos de miocardio y de los accidentes cerebrovasculares prematuros son prevenibles. La dieta sana, la actividad física regular y el abandono del consumo de tabaco son fundamentales.

    Es posible protegerse de los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares con sólo invertir un poco de tiempo y esfuerzo.

  • Cómo llegar a la clínica

  • Preguntas frecuentes

  • Artículos recientes