Pedir una cita

Con el fin de poder ofrecerles el mejor servicio posible, ponemos a su disposición este servicio de cita online.

Rellene por favor este formulario indicando el tipo de cita que desea y la fecha que desea; o, si lo prefiere, utilice los teléfonos indicados más abajo. Nos pondremos en contacto con usted a la mayor brevedad posible para confirmarle la cita, por teléfono o correo electrónico.

Si lo prefiere, puede llamarnos

  • Teléfono91 515 97 65
  • Teléfono91 563 03 60 (ext. 408)
  • Fax91 515 97 66

o enviarnos un correo electrónico

Horario de atención al público

  • Monday: 9-20h
  • Tuesday: 9-20h
  • Wednesday: 9-20h
  • Thursday: 9-20h
  • Friday: 9-20h
  • Saturday: Cerrado
  • Sunday: Cerrado
  • El humo de tabaco en espacios cerrados es inhalado por todos; por lo tanto, tanto fumadores como no fumadores quedan expuestos a sus efectos nocivos.

    El tabaquismo pasivo es causa de graves enfermedades cardiovasculares y respiratorias: de cardiopatía coronaria y cáncer de pulmón, en el adulto; de síndrome de muerte súbita en el lactante; y de bajo peso al nacer en el feto.

    El 80% de los infartos de miocardio y de los accidentes cerebrovasculares prematuros son prevenibles. La dieta sana, la actividad física regular y el abandono del consumo de tabaco son fundamentales.

    Los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares constituyen una de las principales causas de muerte en todo el mundo, pero a menudo son evitables.

    La causa más frecuente de los infartos de miocardio y de los accidentes cerebrales cardiovasculares (ACV) es la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón o el cerebro.

    La hipertensión fue la causa directa de 7,5 millones de defunciones en 2004, lo que representa casi el 13% de la mortalidad mundial.

    El consumo de tabaco, una dieta poco saludable y la inactividad física aumentan el riesgo de sufrir infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares.

    La epidemia del tabaquismo avanza ahora hacia el mundo en desarrollo donde, en el curso de los próximos decenios, se producirá más de 80% de las defunciones relacionadas con el tabaco.

    Más del 40% de la población mundial vive en países donde no se impide el uso de términos desorientadores y engañosos en los paquetes de tabaco («light», «ligeros», «con bajo contenido en alquitrán»), ninguno de los cuales contribuye a reducir el riesgo para la salud.

    Es posible protegerse de los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares con sólo invertir un poco de tiempo y esfuerzo.

    La epidemia de tabaquismo mata cada año a casi 6 millones de personas. Además, más de 600 000 muertes anuales ocurren entre personas no fumadoras expuestas al humo de tabaco. Mueren de cáncer, cardiopatías, asma y otras enfermedades.

    La actividad física durante un mínimo de 30 minutos casi todos los días de la semana ayuda a evitar los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares.

    El 11% de las muertes por cardiopatía isquémica, la principal causa mundial de muerte, son atribuibles al consumo de tabaco.

    El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos, y también ojos y riñones.

    El sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de defunción en el mundo. Cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad.

    La ingestión diaria de al menos cinco raciones de frutas y hortalizas, y la reducción del consumo de sal a menos de una cucharadita al día pueden ayudar a prevenir los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares.

    La mitad de los más de 1000 millones de fumadores morirán prematuramente de una enfermedad relacionada con el tabaco.

    El consumo de tabaco es un factor de riesgo para seis de las ocho principales causas de defunción en el mundo.

    Uno de cada tres adultos en el mundo tiene hipertensión (tensión arterial alta), un trastorno que causa aproximadamente la mitad de todas las defunciones por accidente cerebrovascular o cardiopatía.

    Los factores de riesgo cardiovascular (FRC) son aquellas causas que inciden en el desarrollo y padecimiento de enfermedades que afectan al sistema cardiocirculatorio, es decir, al corazón y la red de arterias y venas de todo el organismo.

  • Cómo llegar a la clínica

  • Preguntas frecuentes

  • Artículos recientes