Últimas noticias

Mensaje de bienvenida del Dr. Asín Cardiel

La actividad médica de nuestro grupo se ha desarrollado en las coordenadas de una atención cardiológica integral, desde la urgencia a la cirugía cardíaca, que incluye todos los procedimientos diagnósticos y terapéuticos permanentemente actualizados.

La especialidad de Cardiología, con el desarrollo alcanzado en las últimas décadas, tiene una enorme amplitud, lo que obliga a la existencia de subespecialidades. Nuestro equipo cuenta con diferentes especialistas de alto nivel en cada una de estas áreas pero con una visión global de integración que evite la segmentación y desconexión de las diferentes áreas entre si, lo cual consideramos imprescindible en términos de calidad, eficacia y eficiencia.

Como cardiólogo clínico con dilatada experiencia a lo largo de mi carrera profesional en las diferentes áreas asistenciales, docentes, de investigación, y de gestión clínica, estoy convencido que el trabajo en equipo, compartiendo responsabilidades, es la mejor vía para afrontar la toma de decisiones, muchas veces difíciles, ante los problemas que el paciente presenta.

Esta ha sido una máxima que comparte todo nuestro equipo, convencidos además de que el sacrificio, la persistente atención y el cuidado y el esmero para obtener los objetivos que se marquen es la mejor vía para unos buenos resultados. Quiero poner a su disposición nuestros servicios en el campo de la cardiología, así como información sobre los avances que se van produciendo en cardiología que inciden en las enfermedades cardiovasculares y la forma de llevar a cabo su prevención.

Cardiología Integral

Englobamos dentro de este concepto el trabajo coordinado entre las diferentes subespecialidades de cardiología alrededor de los procesos que el paciente cardiológico puede presentar, y en el que van a implicarse en mayor o menor grado diferentes profesionales y distintas técnicas diagnósticas o terapéuticas. El objetivo fundamental es la calidad asistencial (así como la calidad percibida por el paciente), la eficiencia y eficacia.

Esta actividad es realizada en el centro hospitalario donde se ubica el área de urgencias, consultas ambulatorias, hospitalización, cuidados intensivos cardiológicos, técnicas diagnósticas, procedimientos terapéuticos invasivos y cirugía cardíaca. Todo ello en estrecha colaboración con el resto de las especialidades, especialmente las más afines: Cuidados Intensivos, Medicina Interna, Radiología e Imagen, Cirugía Cardíaca, Angiología y Cirugía Vascular, Neurología, Neumología, Endocrinología, etc.

El permanente contacto con los médicos de familia y atención primaria es fundamental para completar este concepto asistencial.

Esta entrada fue publicada en Cardiología. Guardar el enlace permanente.
  • Consuma una dieta sana. Una dieta equilibrada es fundamental para la salud del corazón y del sistema vascular. Consuma abundantes frutas y verduras, cereales integrales, carnes magras, pescado y legumbres, y poca sal y azúcar.

    El 11% de las muertes por cardiopatía isquémica, la principal causa mundial de muerte, son atribuibles al consumo de tabaco.

    La mitad de los más de 1000 millones de fumadores morirán prematuramente de una enfermedad relacionada con el tabaco.

    Uno de cada tres adultos en el mundo tiene hipertensión (tensión arterial alta), un trastorno que causa aproximadamente la mitad de todas las defunciones por accidente cerebrovascular o cardiopatía.

    Los accidentes cerebro cardiovasculares (AVC) pueden deberse a obstrucción de las arterias por depósitos de grasa o a hemorragias de los vasos cerebrales o coágulos de sangre.

    En el humo de tabaco hay unos 4000 productos químicos conocidos, de los cuales se sabe que, como mínimo, 250 son nocivos, y más de 50 cancerígenos para el ser humano.

    El abandono del consumo de tabaco reduce el riesgo de padecer infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares
    desde el momento mismo en que lo ponga en práctica.

    El tabaquismo pasivo es causa de graves enfermedades cardiovasculares y respiratorias: de cardiopatía coronaria y cáncer de pulmón, en el adulto; de síndrome de muerte súbita en el lactante; y de bajo peso al nacer en el feto.

    Si se mantienen las tendencias actuales, el consumo de tabaco matará a más de 8 millones de personas al año en 2030.

    La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.

    La epidemia de tabaquismo mata cada año a casi 6 millones de personas. Además, más de 600 000 muertes anuales ocurren entre personas no fumadoras expuestas al humo de tabaco. Mueren de cáncer, cardiopatías, asma y otras enfermedades.

    Es posible protegerse de los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares con sólo invertir un poco de tiempo y esfuerzo.

    Más del 70% de las muertes por cáncer de pulmón, bronquios y traquea son atribuibles al consumo de tabaco.

    La epidemia del tabaquismo avanza ahora hacia el mundo en desarrollo donde, en el curso de los próximos decenios, se producirá más de 80% de las defunciones relacionadas con el tabaco.

    La ingestión diaria de al menos cinco raciones de frutas y hortalizas, y la reducción del consumo de sal a menos de una cucharadita al día pueden ayudar a prevenir los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares.

    Más del 40% de la población mundial vive en países donde no se impide el uso de términos desorientadores y engañosos en los paquetes de tabaco («light», «ligeros», «con bajo contenido en alquitrán»), ninguno de los cuales contribuye a reducir el riesgo para la salud.

    Los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares constituyen una de las principales causas de muerte en todo el mundo, pero a menudo son evitables.

    La diabetes aumenta el riesgo de padecer infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares. Si es diabético, contrólese la tensión arterial y el azúcar en la sangre para minimizar dicho riesgo.

    La hipertensión no produce síntomas, pero puede ser causa de infarto de miocardio o accidente cerebrovascular. Hágase controlar la tensión arterial con regularidad.

    El consumo de tabaco mata a más de 5 millones de personas al año y es responsable de la muerte de 1 de cada 10 adultos.

  • Cómo llegar a la clínica

  • Preguntas frecuentes

  • Artículos recientes