Últimas noticias

Conferencia sobre ejercicio físico, deporte y corazón

El Dr. E. Asin Cardiel, Jefe de Servicio de Cardiología del Hospital San Francisco de Asis y Director de la Catedra de Salud cardiovascular de la Universidad Alfonso X el Sabio de Madrid, hizo la presentación en el Club ALMA de la conferencia “Ejercicio Físico, Deporte y Corazón”. En la que se presentaron todos los aspectos relacionados con la respuesta y riesgos para el corazón del ejercicio físico y el deporte.

Cada vez es mayor la evidencia científica del efecto beneficioso del ejercicio físico y del deporte en la prevención y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares, pero para que su realización sea segura, debe estar adaptado a la capacidad funcional del individuo y el tipo de deporte que se realiza, asi como los efectos del sobreentrenamiento.

La frontera entre los cambios fisiológicos del corazón del deportista, que se consideran normales, y la patología cardiaca son en muchos casos difíciles de definir, el cual tiene unas implicaciones enormemente importantes.

La muerte súbita durante el deporte es afortunadamente poco frecuente, pero para prevenirla son importantes los reconocimientos preparticipación, incluyendo la realización de un electrocardiograma, e incluso de una prueba de esfuerzo previa en la realización de deportes recreacionales o profesionales de alto nivel.

Este área de conocimiento de la “cardiología deportiva” esta teniendo un rápido desarrollo que se traduce en la creación de unidades especificas de “cardiología deportiva”.

Esta entrada fue publicada en Cardiología. Guardar el enlace permanente.
  • La ingestión diaria de al menos cinco raciones de frutas y hortalizas, y la reducción del consumo de sal a menos de una cucharadita al día pueden ayudar a prevenir los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares.

    La hipertensión no produce síntomas, pero puede ser causa de infarto de miocardio o accidente cerebrovascular. Hágase controlar la tensión arterial con regularidad.

    Más del 70% de las muertes por cáncer de pulmón, bronquios y traquea son atribuibles al consumo de tabaco.

    La actividad física durante un mínimo de 30 minutos casi todos los días de la semana ayuda a evitar los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares.

    La hipertensión fue la causa directa de 7,5 millones de defunciones en 2004, lo que representa casi el 13% de la mortalidad mundial.

    La diabetes aumenta el riesgo de padecer infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares. Si es diabético, contrólese la tensión arterial y el azúcar en la sangre para minimizar dicho riesgo.

    Existen tres tipos de diabetes: la insulinodependiente o de inicio en la infancia, la no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta, y la diabetes gestacional

    La mayoría de las enfermedades cardiovasculares pueden prevenirse actuando sobre los factores de riesgo: consumo de tabaco, dietas malsanas y obesidad, inactividad física, hipertensión arterial, diabetes, o aumento de lípidos.

    El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos, y también ojos y riñones.

    La epidemia de tabaquismo mata cada año a casi 6 millones de personas. Además, más de 600 000 muertes anuales ocurren entre personas no fumadoras expuestas al humo de tabaco. Mueren de cáncer, cardiopatías, asma y otras enfermedades.

    El 80% de los infartos de miocardio y de los accidentes cerebrovasculares prematuros son prevenibles. La dieta sana, la actividad física regular y el abandono del consumo de tabaco son fundamentales.

    El 11% de las muertes por cardiopatía isquémica, la principal causa mundial de muerte, son atribuibles al consumo de tabaco.

    En el humo de tabaco hay unos 4000 productos químicos conocidos, de los cuales se sabe que, como mínimo, 250 son nocivos, y más de 50 cancerígenos para el ser humano.

    La mitad de los más de 1000 millones de fumadores morirán prematuramente de una enfermedad relacionada con el tabaco.

    Los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares constituyen una de las principales causas de muerte en todo el mundo, pero a menudo son evitables.

    El tabaquismo pasivo es causa de graves enfermedades cardiovasculares y respiratorias: de cardiopatía coronaria y cáncer de pulmón, en el adulto; de síndrome de muerte súbita en el lactante; y de bajo peso al nacer en el feto.

    Más del 40% de la población mundial vive en países donde no se impide el uso de términos desorientadores y engañosos en los paquetes de tabaco («light», «ligeros», «con bajo contenido en alquitrán»), ninguno de los cuales contribuye a reducir el riesgo para la salud.

    El abandono del consumo de tabaco reduce el riesgo de padecer infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares
    desde el momento mismo en que lo ponga en práctica.

    La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce.

    El sobrepeso aumenta el riesgo de sufrir infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares. Para mantener el peso ideal, haga ejercicio regularmente y coma alimentos sanos.

  • Cómo llegar a la clínica

  • Preguntas frecuentes

  • Artículos recientes